Consells per cuidar la boca dels nens

08 Mar Consejos para cuidar la boca de los más pequeños

Consejos para cuidar la boca de los más pequeños

 

 

  • Es recomendable que mi mamá haga una visita prenatal al odontopediatra durante el segundo trimestre del embarazo para que esté bien informada sobre la alimentación y la higiene de la boca, sobre el uso del biberón y del chupete pasada cierta edad, la influencia de los frenillos bucales para una buena lactancia, y la prevención de caries.
  • Durante mis primeros 6 meses mis padres deben limpiarme las encías con una gasa húmeda.
  • A partir de los 6 meses, cuando me empiecen a salir los dientes de leche, mi papá o mamá pueden empezar a limpiarme los dientes con un cepillo de dientes muy suave y sin pasta dentífrica. Si me duelen las encías es importante tener un mordedor frío para poder aligerar el dolor.
  • Cuando tenga 1 año ya puedo hacer mi primera visita al odontopediatra para familiarizarme con la consulta dental desde bien pequeña. Aquí debo intentar empezar a decir adiós al chupete.
  • Alrededor de los 2 años ya me pueden haber salido todos los dientes de leche y puedo empezar a utilizar pasta dentífrica adecuada a mi edad (del tamaño de un guisante). Mis padres deben ayudarme a cepillarme los dientes.
  • A los 3 años ya tengo la edad para hacer mi primera visita completa al odontopediatra y así saber si mi crecimiento maxilomandibular va en buena dirección, saber si tengo que frenar ciertos hábitos, y también aprender a cepillarme bien los dientes.
  • A los 5 o 6 años ya puedo cepillarme los dientes yo solo/a, pero pediré ayuda a mis padres y así me aseguren que lo he hecho bien.
  • Debo cambiar el cepillo cada 3 meses o después de haber estado resfriado o haber padecido alguna otra enfermedad.
  • Debo evitar el consumo de dulces y bebidas carbonadas y zumos de fruta; es mejor acostumbrarme a beber agua y comer un buen bocadillo.
  • Cuando empiece a practicar algún deporte de contacto, utilizaré un protector para la boca.
  • Tengo que ir cada cuatro meses al dentista. Si hay alguna patología, aunque mis dientes sean de leche y tengan que caerse, habrá que tratarlo para evitar problemas en la dentición definitiva.

 



Powered by Nulled Themes